Ayer venció el plazo de seis meses que el juez de Control del Centro de Justicia Penal del Estado de México, Artemio Zúñiga Mendoza, otorgó a la Procuraduría General de la República (PGR) para concluir la investigación complementaria contra el ex gobernador de Quintana Roo Roberto Borge Angulo, acusado de lavado de dinero y uso indebido del servicio público.

A partir de hoy, el Ministerio Público de la Federación espera fecha para una nueva audiencia en la que presentará ante el juez los avances alcanzados para sustentar las imputaciones contra Borge Ángulo, encarcelado desde enero de este año en el Centro Federal de Readaptación Psicosocial (Ceferepsi), ubicado en el estado de Morelos.

Hace un mes se cumplió un año de que fue detenido por agentes de la Interpol, cuando intentaba salir de la capital panameña con destino a París, Francia.

Agentes de la Interpol y de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) de la PGR aprehendieron el 5 de junio del año pasado, en la capital panameña, a Borge Angulo, ubicado, por medio de investigaciones de gabinete y campo en un hotel de la capital panameña, a la que arribó el 25 de mayo de 2017.

Antes de llegar a Panamá, el político quintanarroense estuvo en ciudades como Miami, Florida; La Habana, Cuba; Nassau, Bahamas, con apoyo de colaboradores, quienes lo ayudaron en la compra de boletos de avión, renta de departamentos y habitaciones de hoteles.

Borge tiene abiertas cuatro causas penales: una del fuero federal por el delito de lavado de dinero o de operaciones con recursos de procedencia ilícita, que involucran la venta irregular de 25 inmuebles con un valor de mercado de unos 5 mil millones de pesos, y tres del fuero común: aprovechamiento ilícito del poder, desempeño irregular de la función pública y peculado.

En septiembre de 2017 el gobierno de Panamá concedió a México la extradición de Roberto Borge Ángulo, pero fue hasta enero de 2018 cuando se concretó su traslado.

Fuente: El Universal